ESPLENDOR DE 24KT PARA ROSTRO Y CUERPO

El primer testimonio que se conoce del uso del oro en cosmética se remonta a Cleopatra: auténtico icono de belleza atemporal, la reina de Egipto solía dormir con el rostro cubierto por una sutil máscara de oro para preservar la legendaria belleza de su piel.

Después de ella, también las «matronas» de la Antigua Roma – convencidas de que el oro mejoraba la circulación, favorecía el drenaje y regeneraba la epidermis – utilizaban habitualmente el oro triturado en polvo para potenciar la eficacia de bálsamos y ungüentos.

Dos milenios más tarde el secreto de belleza de Cleopatra se ha convertido en la rutina de belleza favorita de las top model e influencer más prestigiosas: son innumerables los post de Instagram que cuentan la pasión por las mascarillas para el rostro de hoja de pan de oro de Bar Rafaeli, Irina Shayk, Chiara Ferragni y Kaia Gerber.

El ritual de belleza que practica a diario Jennifer Aniston se inspira, en cambio, en la emperatriz China Cixi, que combatía los signos del cansancio masajeando cada día su rostro y cuello con un rodillo de oro.

Aun manteniendo una cierta connotación de exclusividad, hoy en día el oro cosmético es un lujo al alcance de muchos, y aquello que un día eran creencias ligadas a la fascinación suscitada por el más precioso de los metales, se han convertido en conocimiento respaldado por expertos que coinciden al reconocer a las nano-partículas de oro la capacidad de estabilizar y convertir en más eficaces los principios activos de cremas antiarrugas y sueros para el cuidado de la piel.

Convierte en tuyo el secreto de Cleopatra

Además de ser empleados en los tratamientos para rostro y cuerpo, el oro y la plata cada vez más se utilizan como maquillaje capaz de aportar al rostro, al cabello y a las uñas toques de luz con un brillo inigualable. En 2013 la famosa maquilladora Pat McGrath sorprendió a todos decorando con oro los ojos de las modelos en el desfile de Christian Dior en la Semana de la Moda de París. En 2014 fue Chanel quien eligió pequeños pétalos de oro aplicados en el ángulo interno del ojo para aportar un magnetismo irresistible a la mirada de las modelos en el desfile Cruise de Dubai. Y en septiembre de 2019, en la semana de la Moda de Milán, la Maison Valentino ha puesto en escena un maquillaje de oro sin precedentes, digno de la fama de creador de sueños que acompaña desde siempre al estilista Pier Paolo Piccioli.

Pasión por los polvos, purpurina, pétalos y hojas de pan de oro también fuera de las pasarelas: una auténtica mirada-joya la que la súper modelo Gigi Hadid para celebrar su 23 cumpleaños, enmarcando su ojos con briznas doradas.

Para quien no suele pisar la alfombra roja, aquí van los consejos del maquillador artístico Dick Page: «Si deseáis abrir los ojos pequeños, aplicar el oro en el ángulo interno del ojo.  Si en cambio deseáis elevar los párpados, aplicar sobre el lado externo.» Ya solo falta probar.

Descubre cómo utilizar la gama de maquillaje Beauty Gold